martes, 13 de septiembre de 2016

No puede ser rociero - Marismeños

(Abriendo caminos, 1982)

- No puede ser rociero, quien no ha visto en la laguna,
los caballos marismeños, en una noche de luna.

- No puede ser rociero, quien no ha visto a la Pastora,
en una tarde de invierno, cuando está en la ermita sola.

- No puede ser rociero, quien no fue por los caminos,
ni vivió el carro por dentro, ni comió bajo los pinos.

- No puede ser rociero, quien no vio esa bella estampa,
saltando los almonteños, la Virgen rompiendo el alba.

- ESTRIBILLO -
Si usted no ha visto esas cosas,
aunque se haya “divertío” (bis)
usted habrá visto la fiesta,
pero no ha visto el Rocío.