miércoles, 23 de agosto de 2017

Rocío, guapa, Rocío - Ecos del Rocío

(Para siempre, 1998)

- Cuando pronuncio tu nombre siento que el aire se alegra.
Y el tamboril se despierta,
que ya me corre la sangre, al paso de una carreta,
cuando pronuncio tu nombre, siento que el aire se alegra.


- Si me naciera una niña yo le pondría Rocío.
sentir escalofríos,
cuando la llame o le riña y te nombren los labios míos,
si me naciera una niña yo le pondría Rocío.


- Me embrujan las cinco letras con las que escribo tu nombre.
Mi destino y mi horizonte,
el resplandor de mi hoguera y el rocío de mi noche,
me embrujan las cinco letras con las que escribo tu nombre. 

- Cuando me veo a tu lao como me duele la vuelta.
Y preparo la carreta,
con lo poco que ha quedao, y respirando tu ausencia,
cuando me veo a tu lao como me duele la vuelta. 

- ESTRIBILLO -
Ay Rocío,
Rocío, Rocío, Rocío la bendición de los hombres,
Rocío, guapa Rocío, tienes bonito hasta el nombre.


El color más bonito - Los del Guadalquivir

(Como siempre, 1992)

- Morao son los lirios, rubia es la arena,
y roja la amapola, verde es la menta.

- Vestíos de amarillo los girasoles,
y el simpecao con flores de mil colores.

- Son blancas las carretas bajo la luna,
y roja la candela que nos alumbra.

- De azul se viste el cielo, el sol ya asoma,
y brillan los varales de la pastora.


- ESTRIBILLO -
Pero el color más bonito (3)
es el color de los ojos de la Virgen del Rocío.


Nunca se perderá - Coro H. Rocío de Almonte

(Como tu quisiste Señora, 1992)

- Dice que se perderán el paso los simpecaos,
por un río y una raya y un puente cargao de años.

Pero no se perderán
mientras siga un almonteño treinta horas sin parar,
llevarla sobre sus hombros hasta el mismo chaparral.


- Dice que se perderán los bueyes y carreteros,
los senderos y los carriles de los buenos rocieros.

Pero no se perderá
el altar del molinillo, senderos del chaparral,
puente del olivarejo y su camino real.


- Dice que se perderán flautas y tamborileros,
y las noches de caminos durmiendo mirando al cielo.

Pero no se perderá
aquellas noches de guardia que junto a Ella se pasan
y que hacen sus almonteños nueve meses en su casa.


- Lucha, lucha rociero que tu gloria no se pierda, 
que los hombres de la virgen siempre lucharon por ella.


Pero no se perderán
esos bravos y su forma de llevar
aquella blanca paloma el lunes de madrugá.


https://www.youtube.com/watch?v=H_CdqzoIvVs

Comparaciones XXXV: Compañera

- Compañera
Los Doñana (Sevillanas, 1993)

- La que baila sevillanas
Aires del Camino (Cuando cruzamos el río, 2005)


martes, 8 de agosto de 2017

Comparaciones XXXIV: La rubia graciosa

- Aires Romeros (Anhelos, 1984)
- Gloria Bendita (Sevillanas 84, 1984)

Quiereme - Lola Triana



(Haciendo camino, 1990)

- Que difícil se me hace llamarte de nuevo,
intentar volver a verte al cabo del tiempo.

- Cuantas dudas en mi mente y cuantas preguntas,
hoy mi vida esta vacía y no se la tuya.

- Anochece en mi ventana recuerdo aquel día,
el rincón donde me amabas y tu despedida.

- Hoy por fin logre llamarte que larga la espera,
necesito que me digas: te quiero a mi vera.

- ESTRIBILLO –
Quiéreme mi amor que me atormenta,
el saber que no te tengo cerca, que quiero sentir,
tus besos y caricias otra vez, sin ti no puedo vivir.

Comparaciones XXXIII: Sus caracoles

- Los Romeros de la Puebla
(Andalucía por sevillanas, 1971


- Los de la O
(Las mejores sevillanas, 1977)

Sus caracoles

- Los Romeros de la Puebla (Andalucía por sevillanas, 1971)

- Los de la O (Las mejores sevillanas, 1977)

- Jardín de flores, jardín de flores.
Jardín de flores, Sevilla en primavera, jardín de flores,
techo de farolillos de dos colores.
Y por Triana repicaron a gloria toas las campanas, 
del barrio al patrocinio hasta santana.
Es cosa seria cuando van por el puente las trianeras,
tocando los palillos van a la feria.


- Quiero llevarte, quiero llevarte.

Quiero llevarte a la feria conmigo, quiero llevarte,
pa hartarte de vino y emborracharte.
Porque quisiera a ver porque te daba la borrachera,
cuando el vino te vuelva mansa cordera.

Ay, qué alegría yo cuando me emborracho sentrañas mías

con el vino te quiero más todavía.


- Montera en mano, montera en mano.

Montera en mano, sale Manuel Rodríguez, montera en mano,
y como le aplaudían los sevillanos.
No puedo verte, cuando estás en la plaza, no puedo verte,
parece que no sabes, lo que es la muerte.
En noche inquieta mi padre deja al toro, en noche inquieta,
y lo mete debajo de la muleta.


- Sus caracoles, sus caracoles.

Sus caracoles pregonaba la niña sus caracoles
y la gente decía olé con ole.
Son seis reales un bote bien colmao son seis reales,
un beso de tu boca cuánto me vale.

Mejor no darlo, el beso que usted pide, mejor no darlo,

que no tiene dinero para comprarlo.



El gorrión - Ecos del Rocío



(Para siempre, 1999)

- Me encontré una gorriona se enamoró de mi.
Y se enamoró de mí, yo de oro le hice una jaula y se quería salir,
como el que coge un tesoro yo lo guarda yo la guarde para mí.
Por las cosas de la vía, me dio por pegarle un día, cogió la puerta y se fue,
que daño yo no le haría que nunca quiso volver.

- Yo tenía que haberme muerto con la mano levanta.
Con la mano levanta que una mujer es mi madre y la tengo en un altar,
si llego a ver que le pega mi padre no lo podría perdonar.
Abre la jaula y ya sabes, si ella es mujer que vale solita ha de volver,
que una mujer no es de nadie, si ella no lo quiere ser.

- Una maceta florida yo puse en un pedestal.
Yo puse en un pedestal, con el tiempo llego la sequía y la deje de regar,
a la fuerza la quise florida y se acabo de secar.
Mi condición miserable me hizo ver cada tarde que por yo traerle el pan,
lo mío era la calle y lo suyo el delantal.

- Amiga, suéltate el pelo que no te pegue otra vez.
Que no te pegue otra vez, rompe ya la sentencia del miedo que si naciste mujer,
mientras tengas los pies en el suelo eres lo mismo que el.
Por las cosas de la vía, la jaula sigue vacía hoy tengo que comprender,
que yo solo la quería por que era una mujer.

- ESTRIBILLO –
Que un hombre tiene que ser,
buen compañero o marío y vestirse por los pies,
de que estar hecho el tío que le pega a una mujer.