miércoles, 25 de julio de 2012

Aclaración

Con este post quiero comentar algo que he descubierto con las publicaciones de las entradas "Comparaciones".

Me ha llegado un comentario de mi amigo Javier Montiel Guerra, otro amante y gran conocedor del mundo de las sevillanas.

Me comentó que la idea de comparar algunas sevillanas, guardaba mucha relación con la sección del programa de Radio Olé Sevilla, en el cual colabora el. La citada sección se llama "De par en par" y en ella mi amigo, da a conocer algunos temas, que han sido interpretados por dos grupos diferentes.

Muchas gracias a todos por seguir mi blog.

lunes, 23 de julio de 2012

Comparaciones IV: Así fue lo de nosotros


- Albahaca - Así fue lo de nosotros
(Toreando el tiempo, 1996)



- Senderos - Así fue lo de nosotros
(Susurrando melodías, 2006)

Comparaciones III: En el cordel de tender


- En el cordel de tender - Senderos
(Una mañana cualquiera, 2009)


- Amores en el cordel - Voces de Sevilla
(Camino de ilusión, 1985)

Comparaciones II: El coto y la Virgen


- El Coto y la Virgen - Los del Río
(Sevillanas y rumbas, 1973)



- Donde el mar se hace encaje - Coro de la Hermandad de Triana

Comparaciones I: Por los eneales


- Por los eneales - Amantes de Andalucía


- Por los eneales - Ribereños de la Puebla
(Dame tus manos, 1981)


- En la misa rociera - Coro de la Hermandad del Rocío de Triana
(Misa antigua)

sábado, 21 de julio de 2012

Para ser buen rociero - Amigos de Gines


(Sevillanas en primavera, 1971)


- I -
Para ser buen rociero, primero hay que ser cristiano.
Y acordarse del que sufre, y a tiempo darle una mano.

Llévala en el corazón (bis)
lo mismo que en el sombrero.
Así es como se conocen a los buenos rocieros.


- II -
Cuantas medallas se ven de la virgen del Rocío.

De hombres que no se hablan y hermanos que están reñíos.

Antes de llevarle flores (bis)
y antes de encenderle velas,
haz las paces con tu hermano que eso es lo que quiere Ella. 


- III -
Tú que llora al ver a la virgen, escúchame rociero.

Perdona el que te ofendió, por ella haz tú el esfuerzo.

"Tós" tenemos que pagar (bis)
la culpa de algún "pecao". Pero como Ella es tan buena a "tós" nos ha "perdonao".


- IV -
Cuando yo era chiquitito fui al rocío con mi madre

y en la ermita de la virgen.

Ella me enseñó a rezarle

Y a meterme bajo el paso yo lo aprendí de mi padre
y a cantarle sevillanas eso tú me lo enseñaste.

https://www.youtube.com/watch?v=SuSWhb1G_BU

Despertó la mañana - Ecos de las marismas


(Entre amigos, 1997)

- I -
Anuncian el nuevo día los trinos de los jilgueros,
un beso de luz y vida te esta llamando al sendero.


- II -
Una cortina de brisa está cayendo del cielo,

ay como huele la senda a tomillo y a romero.


- III -
Frescura de amaneceres humedeció las carretas,

el blanco de sus encajes es del color de la tierra.


- IV -
Coge la vara y te vienes que la parada esta lejos,

y el sol asoma impaciente con sus rejones de fuego.

- ESTRIBILLO -
Despertó la mañana y los cohetes,
ya están sonando, "arrecoje" los chismes, niña vamos andando.


Como el que te quiera mas - Ecos de las marismas


(Mis sentimientos, 1997)


- I -
Hay quien se salta la reja el lunes de madrugá,
y quien se vuelve con pena por no poderte llevar.


- II -
Hay quien consigue el costero después de mucho sufrir,

y quien se siente contento con sólo verla salir.


- III -
Hay quien se acerca a tocarla al paso por su hermandad,

y quien son sólo mirarla está rompiendo a llorar.


 - IV -
Hay quien se llega a pedirte y quien se acerca a cantar,

y otros que quieren decirte pero no puede ni hablar.


- ESTRIBILLO -

Y hay quien no tiene hermandad,
y hay quien no hace el camino,
y hay quien no sabe rezar,
pero te quiere, Rocío, como el que te quiera más.


La promesa - Amigos de Gines

(Sevillanas del buen rociero, 1973)

Promesas no son promesas sino cuesta lo ofrecido,
la mía si que es promesa porque no voy al rocío.
Aunque yo vaya descalzo (bis)
sin hablar y sin beber vino,
siempre me queda el consuelo de estar haciendo el camino.

A la virgen yo le ofrezco (bis)
este sacrificio mío, un año entero sin verla en su ermita del rocío.



- A mitad de la mañana el pueblo ya no es el pueblo,

que se han ido las carretas verea adelante a gelo,
ni el tamboril y las palmas (bis)
y el quehacer del cohetero se escucha ya por las calles tristes y solas del pueblo.

Que siete días me esperan (bis)
peregrino y rociero, por carriles de nostalgia de añoranzas y recuerdos.


- Tamborero de Bollullos maestro de los maestros,
que juntos hicimos el camino del verano rociero,
con el tambor a las espaldas, (bis)
heraldo de cien romeros tu ibas anunciando a los pinos que Gines te iba siguiendo.

Al que no sienta el rocío (bis)
le puede sonar a cuento que un repique de tambor aviva los sentimientos.


- Este año madre mía no podré verte en la calle,
que en esas fechas de mayo mi mujer puede ser madre,
en septiembre con la luna, (bis)
vendimiadora y caliente, hice un injerto de vida en el tronco de su vientre.

Cuando pasen nueve lunas (bis)
en las noches rocieras, pasare mi romería esperando junto a ella. 


La noche mas rociera - Ecos de las Marismas

(Viejas costumbres, 2006)

Para noche de tronío de guitarras y de canto,
la tiene Coria del río en el pino hato blanco,
para noche de hermandad hay que vivirla en tornero,
cuando empiezan a rezar cantando los de mi pueblo.


- Para noche de rosario con hechizos marismeños,
las tienen en el palacio el jueves los umbreteños,
el descanso mas bonito para las duras promesas,
es cuando duerme en el pinto, Villamanrique de la condesa.


- Para noches de buen son con quejíos aljarafeños,
la tiene benacazón en los campos manriqueños,
añoran los tamboriles con sus sones rocieros,
aquellas noches de Gines en las haciendas de Gelo.

- Para noche de lucero con Doñana por testigo,
la tienen los sanluqueños sobre los cerros del trigo,
y las noches de mi Huelva son pellizcos de emociones,
cuando una salve se eleva al cielo de bodegones.

- ESTRIBILLO -

En los balcones del cielo,
se encienden como candiles, las estrellas y los luceros,
"pa" sembrar de iluminaria las noches del rociero.

Rocío de la mañana - Antonio González “el raya”

(Ya te veré en el rocío, 1993)


- I -
Eres reina de los cielos rocío de la mañana,
eres reina de los cielos, eres madre soberana, eres humilde aldeana,
eres la flor del romero, rocío de la mañana.
Eres del mundo lucero, eres hija de Santa Ana, eres madre de Triana,
eres fe del rociero, rocío de la mañana.


- II -
Eres divina pastora, Rocío ave María,
eres divina pastora, eres gozo y alegría, eres flor de romería,
eres de Almonte señora, Rocío ave María.
Eres salve rociera, eres luz de un nuevo día, eres el faro que guía,
eres nuestra primavera, Rocío ave María.


- III -
Eres el mar y eres río, eres brisa mañanera,
eres el mar y eres río, eres brisa mañanera, eres pura y verdadera,
eres gotas del rocío, rocío de primavera.
Eres el sol y la luna, eres de amor mensajera, eres nuestra compañera,
como tu cara ninguna, Rocío de primavera.


- IV -
Y vino el papa al rocío, viva la madre de dios,
y vino el papa al rocío con un mensaje de amor y al ver tu cara exclamo,
el amor es el rocío viva la madre de dios.
Porque tu eres marismeña y hasta te rezan las flores y te entregan sus colores,
eres la madre almonteña, Rocío de mis amores.


- ESTRIBILLO -
Para ti, para ti, tocan todas las campanas,
eres patrona de Almonte, eres patrona de Almonte,
rocío de la mañana.

El cajón de madera - Ecos de las marismas


(Viejas costumbres, 2006)

Adonde vas carretero con un cajón de madera,
sin campanillas de plata y sin adornos de seda,
tan humilde no parece que lleve dentro a una reina.


- Con ese paso tan lento y tan viejas las maderas,
que cobijo le daría si en el camino lloviera,
o no temes que se quede por esos bancos de arena.


- Mucho antes que existieran los caminos y las sendas
en mi pueblo ya tenían ese cajón de madera
y ya mi gente se iba pasito a paso a la aldea.


- Quien sembraría aquel árbol quien cortaría su madera,
quien seria el carpintero que dijo trae la sierra,
que un pueblo tan rociero no puede estar sin carreta.

- ESTRIBILLO -

Yo soy de un pueblo chiquito,
y allí guardamos con celo, las tablas de esta carreta,
y nunca nos hizo falta mas lujos para quererla.

El regreso - Amigos de Gines

(Con sabor andaluz, 1974)
 
- I -
Cuando ya vengas de vuelta no olvides lo que has vivido,
en esa arena bendita del camino del rocío.

No te quites la medalla (bis)
llévala con devoción, y hazle con fe una marisma dentro de tu corazón.


- II -
Entre pobres y ricos hay una enorme diferencia,
sin embargo en el rocío los corazones se acercan.

Yo no se porque motivo (bis)
yo no se porque razón, pero la blanca paloma con ella une a los dos.


- III -
Padre, si nunca has llorao porque lloraste en la ermita,
yo te he visto emocionao ante la virgen bendita.

Dime padre que pasó (bis)
cuando te vi conmovio, la primera vez que viste a la Virgen del Rocío.


- IV -
Familias largas y unidas ovejas de tu rebaño,
que esperan el amanecer para seguir caminando.

Que largo se hace el camino (bis)
por arenas polvorientas pero tamboril y mi fe en la marisma se encuentran.


Que poco duermo - Senderos

(La vida sin ti, 2001)

- I -
Que poco duermo (bis) cuando hago el camino,
en la gloria bendita no me entra sueño.


- II -
Lo bien que suena (bis) mi guitarra en la noche,

aunque coja el relente polvo y arena.


- III -
Que buen ambiente (bis) en mi casa rocío,

con amigos que siempre vienen a verte.


- IV -
Sigue despierta (bis) la marisma no duerme,

madrugada en el coto cantes de vuelta.


- ESTRIBILLO -

Que no me quiero acostar que no, que no, que no, que no, que no me quiero acostar,
que la noche esta de arte con los cantes a compás.

Esto se siente - Senderos


(Cosas pequeñas, 2002)

- I -
Un cante por las arenas una guitarra un tambor,
una guitarra un tambor un cante por las arenas una guitarra un tambor,
y un cante por las arenas una guitarra un tambor;
y un montón de gente buena buena, buena, que te dan el corazón,
y un cante por las arenas una guitarra un tambor.


- II -
Un sendero entre los pinos mi camino y mi hermandad,

mi camino y mi hermandad un sendero entre los pinos mi camino y mi hermandad,
y un sendero entre los pinos mi camino y mi hermandad;
rociero y peregrino, peregrino es mi forma de rezar,
y un sendero entre los pinos mi camino y mi hermandad.


- III -
Un fandango bien cantao que sale del corazón, que sale del corazón,

un fandango bien cantao que sale del corazón,
y un fandango bien cantao que sale del corazón;
para mi blanca paloma, paloma que es mi orgullo y mi pasión,
y un fandango bien cantao que sale del corazón.


- IV -
Un llanto por las arenas cuando tengo que volver,

cuando tengo que volver un llanto por las arenas cuando tengo que volver
y un llanto por las arenas cuando tengo que volver;
rocío del amor mió mío, mío rocío de mi querer,
y un llanto por las arenas cuando tengo que volver.


- ESTRIBILLO -

Esto se siente, se siente,
con los cinco sentíos, con los cinco sentíos,
y esto se llama, se llama rocío.

Así fue lo de nosotros

Albahaca (Toreando al tiempo, 1997)
Senderos (Susurrando melodías, 2006)


- I -
Yo era libre desde siempre... sin saber de ti,
hasta un día de septiembre, que te vi. 


- II -
Nuestro amor fue un sentimiento, que el tiempo borró,

nuestro amor fue como un sueño que no se cumplió.


- III -
La pasión se hizo costumbre, y el cariño aquél
se apagó como una lumbre que no pudo arder.


- IV -
Y otro día de septiembre, volvimos los dos

a ser libres como siempre, sin amor.

- ESTRIBILLO -
Y así fue lo de nosotros,
un encuentro como otro dos miradas,
flechazo y amor de paso nada.

Ya te veré en el rocío - Antonio González “el raya”


(Ya te veré en el rocío, 1993)

- I -
Que yo me voy al rocío ya sabes donde encontrarme
en la para de un camino donde haya guitarra y cante..


- II -
Que yo me voy al rocío si no me ves por el quema,
coge la raya adelante y allí en la ermita me esperas.


- III -
Que yo me voy al rocío y en el Ajolí nos vemos
si no, en las presentaciones cuando lleguen los romeros.


- IV -
Que yo me voy al rocío donde, seguro me encuentras,
y en la madruga del lunes mu pegaito a la reja.


- ESTRIBILLO -
Ya te veré en el rocío,
si no en Sevilla, en Triana,
cantando iré entre el gentío,
si no esta noche, mañana,
ya te veré en el rocío.

Rociero de alpargatas - Amigos de Gines

(De la feria al Rocío, 1975)

- I -
Rociero de alpargatas tu que pasas inadvertido,
sin más compañía que el polvo,
del camino del rocío.

Con tu medalla tan pobre, con tu medalla tan pobre,
y tu cordón renegrio ante la blanca paloma tu eres de los preferidos.


- II -
Bendito sea el rociero sin posturas, ni maneras y que alterna con tó el mundo
sea de la clase que sea.

Ole la gente sencilla, ole la gente sencilla, vivan las buenas personas,
viva el que da lo que tiene como la blanca paloma.


- III -
Carretero de la virgen dile a tu hijo el mayor,

que el día que tu te mueras te herede el la tradición.

Aunque se acabe el camino y ya no vayan las gentes andando
de penitencia carretero sigue tú que no se pierda la herencia.


- IV -
Hermanos de padre y madre y los dos son diferentes,

pero hay un día en el año
que se miran frente a frente.

Que se miran frente a frente, sin poderlo remediar 
los dos lloran conmovidos y se abrazan bajo el paso de la Virgen del Rocío.

https://www.youtube.com/watch?v=Y1TGqyVuBlc

Que no se pierda - Brumas

(Amapola, 1986)


Que no se pierda dios mío esa hilera de carretas,
tan blanca como luceros, tan blanca como luceros
que va tirá por los bueyes a la voz del carretero.


Que siga el tamborilero anunciando el nuevo día,
y que no se apague el fuego, y que no se apague el fuego,
de nuestra fe rociera por caminos y senderos.


- Que rasgueen las guitarras en las noches de palacio,
y se acenicen los troncos, y se acenicen los troncos,
mientras te canto Rocío hasta que me quede ronco.


Que sigan las hermandades por los caminos de siempre,
y que suenen los cohetes, y que suenen los cohetes,
portadores de alegría cuando crucemos el puente.

- ESTRIBILLO -
Y el simpecao,
que parece que del cielo los ángeles lo han bajao,
que no le falte Dios mío rocieros a su lao.

Ya se van las carretas - Amigos de Gines

(Sevilla siempre será, 1992)

- I -
Ya se van las carretas muy lentas por los caminos
y son de mil colores las flores que le pusimos.


- II -
Como blanca paloma se asoman por los pinares,
se quedó la amapola muy sola en los trigales.


- III -
De lunares los trajes, que ángel de las gitanas,
"pa" lucirlos bailando, que arte por sevillanas.


- IV -
Por los mismos senderos, salero va el simpecao,
entre el verde romero yo quiero ir a su "lao".

- ESTRIBILLO
Se alegra la marisma, y ole,
cuando mi pueblo canta y ole,
por los senderos,
y se vuelve el ambiente y ole, más rociero.


Quien dice Gines - Amigos de Gines

(Me sabe a poco, 1989)

Que suerte es tener una madre como la que tengo,
yo que siendo la madre mía es también madre de dios.


Madre mía del Rocío tu que estas cerca de Dios,
cuéntale las cosas mías y lo que te quiero yo.


Traigo el corazón con pena y me sabes consolar,
traigo mi alma vacía y tú la sabes llenar.


Hay caminos que se tuercen y puertas siempre “cerrás”,
a tu puertas madre mía no hace falta ni llamar.


- ESTRIBILLO -
Quien dice Gines, dice Rocío, dice hermandad,
y quererte virgen bonita como el que te quiera más.

Almonteño amigo mío - Amigos de Gines


(Por sevillanas, 1972)

- I -
Almonteño amigo mío, escucha lo que te digo, lo que te digo,
déjame llevar a la virgen quiero llevarla contigo,
no me importa lo que pase, no me importa lo que pase
ni tampoco los dolores, ni los dolores,
con tal de llevar a la virgen, la virgen de mis amores.

Aunque yo no soy de Almonte,

te juro por mi salud, por mi salud,
que la quiero tanto y tanto igual que la quieres tu. 


- II -

Quiero morir en la marisma yo quiero que allí me entierren, que allí me entierren,

bajo la sombra de un pino entre los lirios celestes.
Quiero escuchar cada día rumores del mar cercano, del mar cercano,
y ver a los ciervos correr por el monte y por el llano.

Quiero que los pajarillos sobre mi cruz hagan un nido
"pa" que me hablen tos los días de la virgen del rocío.


- III -

Unos dicen que es verdad y otros dicen que es mentira,

pero el rocío sigue en pie se diga lo que se diga,
hombres buenos de verdad y al rocío le hacen falta “pa
dar ejemplo de honradez y llevar la frente alta.

Y el lunes por la mañana la risa se vuelve llanto,
cuando sacan a la virgen los almonteños rezando.


Almonteño tú no sabes - Amigos de Gines


(Por los caminos de Andalucía, 1978)

- I -
Vine al rocío una vez sin tener fe de romero,
el rocío que tendrá que me he vuelto rociero.

Almonteño tu no sabes, las cosas que yo he “sentio”,
las cosas que yo he “sentio”,
al pisar la ermita blanca de la Virgen del Rocío.


- II -
Un amigo en cada casa, una copa en cualquier parte,

una copla siempre a punto, un baile para alegrarte.

Almonteño tu no sabes las cosas que yo he “sentio”,
las cosas que yo he “sentio”,
tomando copas contigo en la vega del rocío.


- III -
Viendo a la virgen el lunes llore de emoción y asombro,
y quise ser almonteño para llevarla en mis hombros.

Almonteño tu no sabes, las cosas que yo he “sentio”,
las cosas que yo he “sentio”,
al verte llevar el paso de la Virgen del Rocío.


- IV -
Vine al rocío una vez volveré siempre que pueda,

que son muchos los recuerdos que en el rocío se quedan.

Almonteño tu no sabes las cosas que yo he “sentio”, las cosas que yo he “sentio”, pa dejar la ermita blanca de la Virgen del Rocío.

Aparéjame el caballo - Los Ribereños de la Puebla

(Dame tus manos, 1981)


- Aparéjame el caballo mientras me lavo la cara,
me pongo la chaquetilla y guardo la palangana. 
Y guardo la palangana que me he “quedao dormio”,
la hermandad ya esta en la raya,
aparéjame el caballo mientras me lavo la cara.

- Echa un tronco en la candela para calentarme hermano,
que me ha “calao” hasta los huesos esa tormenta de mayo.
Esa tormenta de mayo he “venio” sin capote,
al camino del rocío echa un tronco en la candela porque me muero de frío.

- Llama a los bueyes Miguel no te salgas del camino,
que no le roce una rama al simpecao divino al simpecao divino,
carretero carretero, carretero carretero,
como tu llevas los bueyes es “pa” quitarse el sombrero.

- Vaya una yunta de bueyes que lleva mi simpecao,
con el hierro de la espuela en las nalgas va “marcao”,
en las nalga va “marcao” hay que ver como tiraban,
hay que ver como tiraban por esos bancos de arena que hay en medio de la raya.

miércoles, 18 de julio de 2012

Marismas del cielo - Coro Aire del camino

(Al compás de nuestro cante, 1994)

- I -
Almonteño, regálame, almonteño.
Almonteño, regálame, almonteño regálame por favor,
ese dolor en mi hombro de haberla “llevao” yo.
Y el sudor, regálame el sudor,
para empapar mi camisa, para empapar mi camisa,
sin importar su color.


- II -
Un instante, regálame, un instante.
Un instante, regálame un instante, regálame por favor
cuando la tengas delante, no te la lleves por dios.
Ilusión, que vine con la ilusión, del lunes poder cantarle,
del lunes poder cantarle, con toda mi devoción.


- III -
A mis manos, regálale, a mis manos.
A mis manos, regálale a mis manos, regálale por favor
que a sus varales de plata una caricia de amor.
Sensación, sentir esa sensación, que la distancia es lo mismo,
que la distancia es lo mismo, que soportar el dolor.


- IV -
Tu cariño, regálame, tu cariño.
Tu cariño, regálame tu cariño, regálame, por favor
la quise ya desde niño mi padre me lo enseñó.
Corazón, que siento en el corazón, que si pastora es de Almonte,
que si es patrona de Almonte, madre también de los dos.


- ESTRIBILLO - 
Y si yo llego primero,
a las marismas del cielo, no te guardaré rencor,
que allí nos harán un sitio pa llevarla entre los dos.

El camino con Gines - Amigos de Gines

(Sevillanas en primavera, 1971)

- Gines despierta de un sueño, al llegar la primavera,
y en sus corrales renacen, claveles y rosas nuevas.
Una mañana de mayo (bis)
el pueblo entero se vuelca, cuando anuncian los cohetes que van a salir las carretas.

- Alabanzas entre los pinos van cantando los romeros,
plegarias por sevillanas, y fandanguillos alosneros.
Y la marisma se enciende (bis)
y en la raya entre Doñana, cuando pasan los de Gines cantando sus sevillanas.

- Los pinares se desangran y el viento huele a resina,
a romero y a eucalipto ya me siento en la marisma.
Y por allí las carretas (bis)
cogen fragancias de pino pa que sepan los de Almonte, por donde pasa el camino.

- Las ruedas de mi carreta cruzando por los senderos,
van escribiendo en la arena un poema rociero.
To el que hable del rocío (bis)
diciendo que es una juerga, es que nunca hizo el camino andando por las arenas. 

lunes, 16 de julio de 2012

Cigüeña de la rocina - Coro H. Rocío de Almonte


Cigüeña de rocina, anda y dile a la pastora,
que se abrieron las vereas, que ya llegado la hora,
que suenan los tamboriles, los cohetes en el aire,
y hasta el gorrión en su vuelo, se detuvo “pa” rezarte.


Romero de tierra adentro, de la orilla de los mares,
por diferentes caminos, con destinos iguales,
unidos en su plegaria, y con la fe rociera,
van buscando a la señora, después de un largo año de espera.

Luminosa, la mañana, cuando embarcan las carretas “pa” Doñana,
emociones de las que inspiran poemas,
la noche en bodegones, y una salve en el Quema.

Por la senda polvorienta un simpecao,
corazones entregados a su “lao”, y un anhelo, en el “sentio”,
y en los labios solo una palabra, rocío, rocío.

Al llegar la primavera, despierta el campo “dormio”,
las luces en las candelas, los lunares en el “vestio”,
el aroma de romero, el sol, la luna y el río,
y es por el mes de mayo, todo se vuelve a rocío.

Desde rincones lejanos, se abrazan las hermandades,
bajo el cielo marismeño, se funden sus andares,
para la blanca paloma, dueña de sus esperanzas,
la ofrenda de sus promesas, y de sus coplas de alabanza.

Caravana, de oraciones, bajo el surco de las viejas tradiciones,
una estela de pureza entre las flores,
como cuentas de nácar, y un rosario de amores.

Por la senda polvorienta...
Al llegar la primavera.....

Interpretada por el Coro Blanca Paloma (Mi Rocío, 2013)

Luna de Mayo - Juan Valladares

(Siete sueños, 1991)


Hoy te he visto, mi luna de Mayo, de nuevo salir,
amazona de un blanco caballo, por el Ajolí.


Hoy te he visto esperando la hora, al pie de su altar,
y fundirte en la luz de la aurora, por verla volar.


Hoy te he visto brillando en los ojos, del que tiene fe,
ataviada con el manto rojo, del amanecer.


Hoy te he visto sobre la Rocina, sola en tu balcón,
ofreciendo a tu Virgen Divina, tu muda oración.


- ESTRIBILLO -
Y te he visto rezar,
Luna, en tu atalaya, te he visto rezar,
y besar con tu luz mi medalla, en la madrugá.





El rocío que yo quiero - Diego Reyes

 (El rocío que yo quiero, 1981)


- I -
El rocío que yo quiero y es blanco como la cal,
y sus calles son senderos, hierba y arena a la par
allí viven rocieros y sus casas “pa” jaleo tienen porche y enrama.
Casa “pa” cada hermandad, con corral “pa” las carretas “pa” cuando al rocío van,
con campanario y capilla donde un simpecao brilla las glorias de una hermandad.

Y otras que no tienen “na”
un cielo de estrellas blancas, techo y cobijo le da,
pa” que el sol no la rindiera quiso dios que allí creciera ese verde acebuchal.


- II -
El rocío que yo quiero también tiene un Ajolí,
pa” un arroyo casi seco un puente hicieron allí,
álamo, mimbre y romero, tiene el puente mas salero que los del Guadalquivir.
Y también ese Ajolí, para mayo se engalana y su madera es marfil,
y sus árboles de plata, porque sabe que Triana tiene que entrar por allí.

Y refresca el aire seco,
y las caras sudorosas, de los cansados romeros,
y es que la blanca paloma da en el Ajolí su premio al que al rocío se asoma.


- III -
El rocío que yo quiero tiene marisma y pinar,
un bello sol en el cielo, tiene una noche “estrellá”,
un eucaliptal en sus medios, donde el viento marismeño se hace brisa de la mar.
Nuestro pueblo “pa” rezar, y al llegar la primavera se vienen a su real,
en donde entre seis palmeras está la mujer primera que quiso Dios coronar.

Y la gente que allí va,
caballista y “cantaora”,to” lo que tiene lo da,
y esa raza pura y mora, llora cuando su señora sale el lunes a pasear.


- IV -
Del rocío que yo quiero no se puede decir mas,
el rocío es sentimiento que dentro del alma va,
un cachito de alegría que tiene la tierra mía “pa” demostrar su verdad.
El rocío es eso y mas, son palmas, compás y juerga, alegría y hermandad,
traga el polvo de la arena, bebe el vino, olvida penas como si fuera soñar.

Meterse luego en la ermita,
ver a la gente de rodillas, que llegan hasta el altar,
y entre polvo, humo y vivas, mirar la que esta allí arriba y ante la verja rezar.


Interpretada por Juan Valladares (Andalucía rociera, 2010)

Garabito - Rafael del Estad

(Enamorado, 1987)


- I -
Tengo un perro garabito, que no lo cambio por "na".
Me lo llevo a los conejos, y a la paloma torcaz,
a tórtolas y a zorzales, a la perdiz y al faisán. 


- II -
Mi perro es de cacería, y mi escopeta cualquiera.
Y a las claritas del día, mi perro se me desvela,
y con ladridos me dice, que la escopeta me espera. 


- III -
Cuando el cielo se clarea, y recorta las encinas.
Mi perro para y ventea, ya no hay cerros arriba,
y yo le hablo sabiendo, que mis palabras le animan.


- V -
Dicen que a los perros buenos, solo les falta que hablar.
Y yo digo que mi perro, tiene que aprender a ladrar,
porque meneando el rabo,
dice de la "pe" a la "pa".



- ESTRIBILLO -
Mi perro viene conmigo,
y con mi perro voy yo,
igual que con un amigo,
y hablamos entre los dos, con palabras y ladridos.

Triana me vio nacer - Albahaca

(Orozú, 2002)


- I -
Tengo una barca entre juncos, a la espalda de la o,
de estrellas, coplas y barbos,
yo me siento “pescaor”,
y costalero del cachorro, soy por la gracia de dios.

- II -
Tengo un balcón que da al río, Sevilla entera se ve,
y un patio con tres jilgueros, y flores donde escoger,
y amigos que no se cuentan por mucho que cuente usted.


- III -

Suena un cohete y un viva, y mi carreta se va,
con un costo de alegría,
donde puede usted pensar,
soy el rey en la cucaña cuando llega la velá.


- IV -
Dice el cura de Santana, que me tengo que casar,
y anda este corazón mío
que no se quiere posar,
hasta que me llegue el día que me tiene que llegar.

- ESTRIBILLO -
Triana me vio nacer, y trianero soy yo,
que es una forma de ser,
sevillano y de tener,
repartío” el corazón.

Cuando está la ermita sola - Ecos de las Marismas

(Acércate, 1991)


- I -
Que bonita está la virgen con su carita de pena,
ya se fueron las carretas,
dejando surcos de arenas (bis),
y el eco del tamboril en la rocina se queda.


- II -
Ya se fueron mis amigos que solitaria mi casa,
ya no se ven peregrinos,
de zahones o alpargatas (bis),
pero se quedan los lirios,
y en el alma la nostalgia.


- III -
Ya no se escucha guitarra,
ni el repique de campanas,
ni las gargantas “fundias”,
cantando por sevillanas (bis),

ya no se rompe el silencio,
de las marismas huelvana.


- IV -
Ya no queda un simpecao que solitaria la luna,
a paso lento los bueyes,
se acuerdan de la laguna (bis),
y en el camino de vuelta, no tienen prisa ninguna.

- ESTRIBILLO -
A mi me gusta rezar,
cuando el rocío termina, cuando está la ermita sola,
cuando duerme la marisma y sueñan las amapolas.

jueves, 12 de julio de 2012

Al viejo acebuche del rocío - Pepe Peregil

(Ya huele a albero, 1988)


- I -
Cuantos recuerdos se duermen en tu tronco “retorcio”,
ay! centenario acebuche, de la aldea del Rocío,
y cuantos vientos marinos, desmelenando tus ramas
habrán “dejao”  su llanto, junto a ti en la madrugada.


- II -
Cuantas veces habrá “buscao”, tu refugio el peregrino,
pa” descansar en tus sombras, las fatigas del camino,
y cuantas partes de ti, habrán servio de leña,
avivando las candelas, de las noches marismeñas.


- III -
 Cuantas historias tu sabrás, de cuando era la aldea,
marisma de montería, con cuatro chozas de enea,
y cuando la vieja Ermita, anidaban las cigüeñas,
y en el pocito bebían, los romeros agua fresca.


- IV -
Cuenta y dice la leyenda, que en tu tronco se mostró,
la reina de las Marismas, a un humilde “cazaor”,
y por eso yo te canto, yo te rezo y te venero,
en tu silencio bendito, como a un templo rociero.



- ESTRIBILLO -
Ay! mi viejo acebuche,
alerta que viene el alba (bis)
que ya viene La Paloma
a posarse entre tus ramas.