domingo, 11 de marzo de 2018

La Virgen no está sola - Romeros de la Puebla



(Camino de vuelta, 1994)

- En calma la marisma el aire al sisear
y a su paso abanica y mece el almajal.
Hay silencio de alas sin rastro de hermandad.

- Primavera tardía de los patos mancones
que alborotan los lucios del Lobo y Mari López.
Y la calma del cielo ni la primilla rompe.

- Qué solitaria alfombra de bayunco y junquera,
de taraje y sapina con raíz salinera.
Despacio y a su aire pasea la cigüeña.

- La Virgen no está sola en esa ermita blanca,
mientras haya marisma marismeños no faltan.
Ni faltarán canciones que el campo entero canta.

- ESTRIBILLO -
Para darte compañía,
Pastora de mis amores,
te ofrece una romería,
de trinos y de verdores,
este sur de Andalucía.


No le gustaba el rocío - Nomadejado



(Cómo cambia Sevilla, 1990)


- No le gustaba el rocío pero no había hecho el camino,
decía que el no pasaba, una noche entre los pinos,
al calor de una candela, arropándose del frío.

- El nunca tuvo ilusiones de sentirse peregrino,
decía que se cansaba que no le gustaba el vino,
y que tampoco entendía lo de meterse en el río.

- Me hablaba de la marisma sin saber ni como era,
decía que él no podía por mucho que lo intentara,
ponerse blanco de polvo ni colgarse una medalla.

- El siempre dio sus razones pa no pisar las arenas,
decía que el no creía en la gente rociera,
ni sentía escalofrío acordándose de Ella.

- ESTRIBILLO –
Y yo lo lleve conmigo,
por ese duro camino, que él antes me comentó,
y ahora se siente mi amigo, más rociero que yo.


Iglesia del Salvador - Los de Sevilla



(1979)
 
- Iglesia del Salvador el orgullo de Sevilla,
con tu Jesús de Pasión de Montañés maravilla.
Con tu Cristo del Amor, con tu Cristo del Amor,
que tallara Juan de Mesa, y esa Virgen del Rocío flor de divina Pureza.

Flor de divina Pureza, flor de divina Pureza,
rosa bendita temprana, los de Sevilla te rezan,
cantando por sevillanas.


- La pastora es rociera ya sale del salvador,
al aire los villancicos se le cantan con amor.
Se le cantan con amor y la hermandad de Sevilla
te entrega su corazón a la Virgen más bonita la madre del redentor.

Viva la Blanca Paloma, viva la Blanca Paloma,
la pastora de los cielos toda Sevilla te quiere reina de los rocieros.


- Yo le canto con amor a esa flor de la marisma,
que sale del salvador y es el del rocío la misma.
Y en esta copla sencilla, en esta copla sencilla
te piropea con devoción que sobre toda Sevilla derrame su bendición.

Que le dé su bendición, que le dé su bendición,
a esta su tierra mariana, que a sus plantas se arrodilla un lunes por la mañana.


- Déjame que meta el hombro para llevar a María,
que este año en el rocío no pude en su romería.
Quise hacerlo en la marisma, quise hacerlo en la marisma,
para pagarle un favor y ella dijo soy la misma que sale del Salvador.

Te lo pido por favor, te lo pido por favor,
que para eso he venido, deja que lleve en mis hombros a la Virgen del Rocío.