martes, 6 de diciembre de 2016

Campos de la tierra mía - Ecos de las Marismas

(Campos de la tierra mía, 1980)

- Amanece y canta el gallo, y se oye ladrar los perros,
relincha alegre el caballo y el sol se asoma a los cerros.
Ya hay gente por los caminos y todo el campo se llena
de coplas de campesinos cuando van a la faena.

- Mediodía en los olivos, se oye cantar la chicharra,
el sol madura los trigos y las uvas de la parra.
Los segadores sedientos descansan en la “alamea”,
beben agua y al momento regresan a su tarea.

- Atardece, canta el grillo, se oyen risas de mujeres,
mientras juegan los  chiquillos el sol se esconde y se muere.
Se están cerrando las flores, se oye un cencerro en el llano
y llegan los labradores, la hora de dar de mano.

- Madrugada, luz de luna, silencio y sombras lejanas,
y se oye en la laguna el canto de alguna rana.
Están solos los senderos, las gentes están “dormías
y pronto saldrá un lucero anunciando un nuevo día.

- ESTRIBILLO -
Campos de mi Andalucía,
tierra de gente morena,
campos de la tierra mía,
donde se siembra una pena,
y florece una alegría.