viernes, 9 de febrero de 2018

Ay mi Sevilla - Los Rocieros


(Alegría y sentimiento, 1979)



- Que está llorando Sevilla sin un pañuelo siquiera.
Sin un pañuelo siquiera, que está llorando Sevilla sin un pañuelo siquiera,
Sevilla se está cayendo y ni Sevilla se entera.
Y ni Sevilla se entera, filigranas de salero yo le haría si pudiera,
la amarraba a los luceros para que no se cayera.

Para que no se cayera,
yo le haría unos pilares, que ni Salomón lo hiciera,
porque se nos va Sevilla y ni Sevilla se entera.


- Que está llorando Sevilla por su hermosa Pasarela.
Por su hermosa Pasarela que está llorando Sevilla por su hermosa Pasarela,
por sus perdidos teatros el del Duque y el Portela.
El del Duque y el Portela, Coliseo y San Fernando, por sus patios y cancelas,
por esas cruces de mayo, con verbenas corraleras.

Con verbenas corraleras,
por sus palacios ducales, por sus guapas cigarreras,
que está llorando Sevilla y ni Sevilla se entera.


- Que está llorando Sevilla por su graciosa Alameda.
Por su graciosa Alameda, que está llorando Sevilla por su graciosa Alameda,
y aquella murga con ángel del famoso Regaera.
Del famoso Regaera, por los puestos de higos chumbos, con las tallas de agua fresca,
las cañeras de cien cañas, para las juergas flamencas.

Para las juergas flamencas,
pescaitos de la Uropa roscas de Alcalá morena,
y aquellos duros de plata que en Sevilla se fundieran.


- Que está llorando Sevilla por su Casa la Moneda.
Por su Casa la Moneda que está llorando Sevilla por su Casa la Moneda,
por su Torre de la Plata, cautiva en paredes viejas.
Cautiva en paredes viejas, la Casa de los Artistas, el Palacio las Sirenas,
y por el río en Chapina que está muriendo de pena.

Que está muriendo de pena,
jarrones de la Giralda que no tienen azucenas,
por eso llora Sevilla y ni Sevilla se entera.