martes, 18 de julio de 2017

A un perro - Hermanos Reyes


(Sevillanas de feria y romería, 1972)

- Que su dueño se moría, y el perro vino a buscarme,
que me lo encontré en el campo estando de cacería.
Y así ladrando y ladrando hasta llegar a una choza
y allí un pobre viejo solo vi que estaba agonizando.

En sus últimas palabras y el viejito me decía
que me llevara a su perro para que yo lo cuidara.



- En el monte lo enterramos debajo de un pino viejo,
mientras yo la cruz ponía el perro lloraba al amo.
Le dije vente conmigo pero allí quedose un rato
un adiós le dio a su amo y detrás de mi se vino.

Me miraba tristemente, pero meneaba el rabo,
diciendo adiós al pasado y saludando al presente.



- Que ya estamos en el invierno y la nieve nos rodea,
los lobos bajan del monte y mi choza la rodean.
Que valiente perro tengo como defiende a su amo,
enfrentándose a los lobos que siempre salen perdiendo.

Mi perro como me entiende, ya somos viejos le digo,
agacha sus orejitas y a mis rodillas se viene.



- Hoy mi perro no ha ladrao al despuntar la mañana,
que te pasa perro mío que estás debajo la cama.
Arrastrándose ha salio diciendo llego mi hora,
y lamiéndome las manos en su rincón se ha metido.

Vente perrito a mis lares que aquí tendrás dulce sueño,
y en mis brazos se ha dormido para nunca despertarse.



https://www.youtube.com/watch?v=I7Hwb02C34U