lunes, 31 de mayo de 2010

Silencio - Cantores de Híspalis

(El autobús de la primavera, 1985)

“Viernes Santo, madrugada, renacimiento cofrade para una Sevilla que se viste de gala para vitorear y aclamar a sus dos esperanzas, a cual mas bella Marinera morena, Macarena de amor, piropear y cantar a sus angustias, seguirilla entre varales, bulería de San Román, y clavar la rodilla en tierra ante Jesús Nazareno en su paso hacia el calvario con un respetuoso y fervoroso silencio.”

- Silencio, silencio. Una de la madrugada, la noche queda y callada y el chirriar de un portalón, lo abren; silencio, ya sale. Capirotes espigados de color negro “enlutao”, cruzarán por la ciudad, que espera; silencio, ya llega.

- Sevilla, silencio. Detrás de la cruz de guía, va toda la cofradía, con esa forma de andar, de siempre, silenciosamente. Llevan a orgullo la herencia, de oración y penitencia, de respeto y de fervor, de hermano, silencio, cristiano.

- Silencio, silencio. Entre cirios encendidos, rodeada de gentío, va toda la procesión, que lleva silencio, su emblema. Concepción Virgen María, con San Juan de compañía, son ramitos de azahar, tus flores, silencio, no llores.

- Sevilla, silencio. Al alba de la mañana por las calles sevillanas, llevando una sobriedad, sencilla, silencio, Sevilla. Y en medio de este silencio, solo se escucha el lamento de la voz de un “cantaor”, que reza, silencio, promesa.

- ESTRIBILLO - Ya viene Jesús, llevando su cruz, que mira hacia el cielo, silencio, silencio, Jesús Nazareno.



https://www.youtube.com/watch?v=Ni3FFxbYQ_c