sábado, 17 de junio de 2017

Aquella carta - Ecos del Rocío


(Enamórate, 1990)

- Era de gente sencilla, de un pueblo blanco de cal,
y por cosas del destino, dejó su casa y amigos,
porque tuvo que emigrar.
- Vi que sus ojos brillaban, buscando con quién hablar,
yo estaba tomando un vino, y con mi acento y estilo,
mi copa quiso llenar. 
- Estaba lejos de España, sin el calor de su hogar,
pero Dios en su camino, quiso encontrarlo conmigo,
y nunca me olvidará.
- Mi tierra dijo gritando, huele a marisma y a pan
aquí me siento perdío, mi cielo azul se ha teñío,
de sombra y oscuridad.

- ESTRIBILLO -
Aquella carta temblaba en sus manos,
aquel pañuelo secó sus ojeras,
anda léela compadre, que nunca estuve en la escuela,
y me la manda mi madre.