miércoles, 7 de junio de 2017

Compadre almonteño - Juan Valladares


(Baila conmigo, 2003)

- Tengo un compadre almonteño que no lo cambio por na,
y pongo todo mi empeño en conservar su amistad.
Discutimos de caballos, salimos de cacería (bis)
pero cuando mayo nos vamos de romería.


- Tengo un compadre almonteño cristiano y hombre de bien,
rociero y marismeño que presume de su fe.
Lleva al cuello la medalla, de su virgen del Rocío (bis),
y me la da por la raya pa que adorne le pecho mío.


- Tengo un compadre almonteño que a mí me enseño a rezar,
y soñamos siete sueños a la vera de su altar.
En la marisma galana o en la aldea de la rocina (bis)
cantamos por sevillanas a la pastora divina.


- Tengo un compadre almonteño que por la gracia de dios,
y es el mejor lugareño que en la marisma nació.
Bebe conmigo ese vino de la fe y el sentimiento (bis)
y me enseña esos caminos del rocío que yo siento.

- ESTRIBILLO –
Y me dice hermano,
dándome un abrazo (bis)
y me lleva de la mano hasta debajo del paso.