viernes, 2 de septiembre de 2011

Arrabal - Coro H. Rocío de Triana

(Pasa Triana, 1992)

En el barrio de Triana (bis)
arrabal de sangre marinera
de mariana primavera y de alfarera gitana,
se oyeron rumores de una estrella,
que bajo desde los cielos a la tierra marismeña.

Dicen que en la rocina se hallaba,
y tan pura que al mirarla gracia plena derramaba. 
Triana se echo a andar por los caminos,
en busca de la pastora y el divino pastorcito.

Triana sembró en los campos la alegría,
que de la orilla del río con sus cantes le traía.


Ahora tan lejano aquellos tiempos,
de recuerdos rocieros tengo lleno el corazón,
con mi sentimiento trianero,
y mi cariño sincero sigo fiel la tradición,
de quererla como los primeros
que sembraron en Triana la semilla del amor.

Triana sigue sonando a cohetero,
y a crujir de sus carretas que recorren los senderos,
Triana sigue sonando a caravana,
y a revuelo de palomas de la Iglesia de Santana.

Como brilla la carreta, después de tantos caminos,
va mi Triana cantando rocío, rocío, rocío.

Como brilla la carreta... 

Triana sigue sonando a cohetero...