jueves, 1 de septiembre de 2011

Yo no me cambio por nadie - Eduardo Palencia

(Llegó la primavera, 1988)


- Yo no me cambio por nadie porque mi mundo esta aquí
ya me he hecho amigo del aire que me ha “tocao pa” vivir,
me “enamorao” de este cielo de la marisma y su luz
de mi caballo romero y de mi pueblo andaluz.
Y que no me falte el aire (bis) de esta marisma huelvana y al aire con mi guitarra cantarle por sevillanas.

- Yo no me cambio por nadie me gusta el aire de aquí
como me gustan las tardes cuando el sol se va a dormir,
me entretengo en cualquier parte cuando me llama el calor (bis)
de la amapola silvestre o del romero en flor.
También me paro a mirarla (bis) a mi jaquilla romera cuando la llevo al arroyo y la suelto “pa” que beba.

- Entre jarales y retama el sol ya quiere salir,
el pino le da sus ramas para ayudarlo a subir,
la marisma se engalana y tiene mejor color,
en esas horas tempranas cuando va saliendo el sol.
Porque me gusta lo mío (bis) yo ando por la tierra llana me salpico de rocío, de rocío de la mañana.

- Si el camino se hace largo yo alivio mi caminar
busco la sombra de un árbol y allí me paro a cantar,
me siento en la blanca arena la brisa siento llegar,
las hojas revolotean con un alegre compás.
Arrea caballo mío (bis) ándame con alegría y veámonos “pal” rocío mañana será otro día.

https://www.youtube.com/watch?v=JgmpFKzZwwI