martes, 12 de julio de 2011

La marisma se alborota - Los Marismeños

(Sonido andaluz, 1974)
Sevillanas de oro (vol. 3 y 4)


- La marisma se alborota el llegar la primavera,
porque vienen peregrinos de “toita” España entera, ay entera,
porque vienen peregrinos de “toita” España entera,
y se llenan los caminos de la gente rociera, rociera.


Y los toros se levantan y salen de la dehesa al ver como alegres cantan,
y moviendo la cabeza en medio del sol se plantan.




- Entre medio de los pinos se oye el canto de un jilguero,
hay aromas en el aire de tomillo y de romero, de romero,
hay aromas en el aire de tomillo y de romero,
todo es luz y es alegría en el campo rociero, rociero.


Y en el agua transparente los peces que hay en el río murmuran a la corriente
quien pudiera ir al rocío lo mismo que va la gente.




- Los jinetes a caballo y a la grupa las mocitas,
con claveles en el pelo tan compuesta y bonitas, tan bonitas
con claveles en el pelo tan compuesta y bonitas,
y con ellas las carretas caminito de la ermita, de la ermita.


Y los bueyes sudorosos cruzando en los arenales avanzan majestuosos,
y los pobres animales se sienten también dichosos.




- Hay mañana, mañanita cuando sale la señora,
y con ella va su gente que la quiere y que la adora, que la adora,
y con ella va su gente que la quiere y que la adora,
dando vivas sin descanso a su divina pastora, ay pastora.


Viva la Blanca Paloma, consuelo de los mortales de Almonte jardín y aroma,
vaya lucha en los varales en cuanto su trono asoma.