martes, 12 de julio de 2011

Promesas del camino - Isabel Pantoja

(Viva Triana, 1988)

- Para cumplir mi promesa voy andando entre los pinos,
mientras recojo las flores que me ofrecen los caminos,
y arañándome las manos por mover los tanajales,
voy componiéndole un ramo que lucirán sus altares.

Y si me llaman Rocío,
el eco de tus campanas, campanas,
le diré que fui por lirios “pa” la Hermandad de Triana.


- Cuando bailo sevillanas con mis volantillos rotos,
hacen palmas los lentiscos y los pinares del Coto,
despiertan los eneales y las albinas bravías,
cuando me sienten rocío cantares por bulerías.

Sobre la arena un desplante un taconeo por la jara, la jara,
y un ole que se levanta y en mi cintura se para.


- Para sentirlo mas cerca voy a la grupa subía,
para que su jaca sienta el clavel de mi alegría,
y debajo de una encina el vino alegra mi vino,
para que mi jaca sienta quien lleva por el camino.

Delante del simpecao le canto por sevillanas, sevillanas,
para que su jaca sienta como cantan las gitanas.


- Cuando me encuentro a su vera rezando bajo sus plantas,
no hay alma más rociera porque llora mi garganta,
porque llora mi garganta, y el cante que llevo dentro con una queja morena,
es guitarra y es lamento que me guardan las arenas.

Y en vez de decir rocío solo se decirte ole y ole,
llorando por mi rocío cuando le rezo por él.